La difícil tarea de tener una estrella como futbolista.

Este contenido sale también por nuestro Instagram

Con varios meses de inactividad y una pelea entre dos de las más poderosas instituciones europeas para quedarse con el astro, una vez más Neymar es noticia por acontecimientos externos al fútbol (participará en la serie La Casa de Papel).

Unai Emery, entonces entrenador de PSG, reflexionó acerca del brasileño y su dualidad: “Neymar es una estrella mediática y futbolística. Yo no puedo decir que sólo quiero que se comporte en lo futbolístico porque también es una estrella mediática. Lo que tenemos que hacer es que eso no le afecte en el fútbol. Si estamos en el club y tiene que hacer después del entrenamiento cuatro actos publicitarios, no es lo mejor para el fútbol pero hay que entender que es una dimensión mediática que el club tiene a partir de él, entonces hay que protegerlo”.

Evidentemente salió todo mal, pues el entrenador se fue y Neymar sigue sin encontrarse en Francia. No obstante, es interesante reponer en el concepto de estrella mediática. (Notese que Emery utilizó en dos oportunidades el adjetivo mediático antes que futbolista). El Star System del deporte tiene lugar desde los héroes que aparecían en las tapas de revistas deportivas, pero el quiebre tecnológico y el crecimiento exponencial del mercado desde la década del noventa hasta estos días es único.

Este nuevo tipo de futbolista, del cual Neymar es el arquetipo, no existiría sin la degeneración de las instituciones que, en pos de tratar a los clubes como empresas, pervierten el sentido primero que es tener un equipo que juegue bien al fútbol, que intente ganar y que sea serio. Porque como deja a entrever Emery, PSG siempre buscó alimentarse de la fama del jugador. El tiro salió por la culata porque esa cualidad fue (una) la que lo desdibujó durante meses.

Ojalá encuentre contexto para verlo en su mejor nivel porque el talento siempre se agradece.

Formá parte de la comunidad que nos apoya para seguir haciendo periodismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *