J. Wilson: «Desde 1990, hemos estado persiguiendo los estilos de otros países.»

EQUIPO FÚLBO

Jonathan Wilson, autor de un best seller deportivo como «La Pirámide Invertida», es también periodista y analista deportivo. También se encuentra escribiendo y en podcast en la laureada The Guardian, y fundó la revista trimestral The Blizzard, entre tantos otros movimientos que ha realizado en su carrera.

Tuvo la amabilidad de cedernos su tiempo para enviarle un puñado de preguntas vía e-mail, lo cual tiene sólo un pequeño escollo: la imposibilidad de la repregunta.

Esperamos que disfruten.

Si tuviese que realizar una continuación de su libro “La Pirámide Invertida”, qué equipos, tácticas, entrenadores o jugadores incluiría.

Hay una versión que saldrá aquí en Gran Bretaña este año, la cual muestra más a Guardiola y sus aparentes debilidades en las últimas etapas de la Champions League; incluyendo también a Klopp y el renacimiento alemán.

En ese libro comenta que en los comienzos (1880s) los parados tácticos eran con dos defensas (2-3-5, 2-2-6), e incluso no estaba muy bien visto defenderse. ¿Por qué cree que ha cambiado esa actitud?

Cuando el fútbol comenzó (incluso antes de 1880), era gente muy rica quienes lo jugaban y eso significaba que ganar era menos importante que hacer las cosas de la manera “correcta”. Tan pronto como cuando el juego se hizo profesional, las personas comenzaron a ser más organizadas y a pensar nuevas maneras para ganar. Igualmente, no creo que debamos pensar que el 2-2-6 era necesariamente ofensivo. El juego era diferente, mucho más sobre correr y regatear que lo que es hoy el fútbol, entonces el posicionamiento (como lo entendemos hoy en día) era mucho menos importante.

¿Hay realmente evoluciones o es siempre un círculo que vuelve a las fuentes? (O, lo que es mi opinión, es semejante a un espiral: volver al pasado para mejorarlo.)

Creo que el espiral es una buena analogía: existe cierto ciclo en ese sentido de que se ve una idea vieja siendo re-adaptada luego de que los equipos se “olvidan” como combatirla, pero al mismo tiempo existe un avance general en donde se ve a los jugadores más aptos físicamente, análisis más sofisticados, etcétera.

¿Cuáles creen que serán los próximos avances tácticos?  

Quién sabe… hoy en día en la Premier League estamos viendo equipos que comienzan a jugar con dos centrodelanteros nuevamente inquietando así a los defensores, ya que ambos deben defender, cuando estaban acostumbrados a jugar contra un delantero y uno tomar marca y el otro cubrir los espacios. Goleadores apareciendo desde el ancho también parece ser una tendencia en crecimiento. Mientras que los tres en el fondo mostraron un resurgimiento que ya parece haber desaparecido.

¿El avance en la táctica ha ayudado más a los poderosos o al resto, que pueden prevenir y reducir ciertos movimientos de las estrellas?

Si solo fuese poner jugadores en la cancha sin organización, los equipos poderosos ganarían todas las veces, entonces en ese sentido la respuesta es que beneficia a los equipos chicos. Pero por el otro lado, pueden aparecer equipos ricos que compran jugadores que son perfectos para la filosofía del club – caso Manchester City- y eso les da una enorme ventaja.

Estos equipos multimillonarios conformados por superestrellas influyen en el juego y en la táctica…

Sí, por supuesto. En un millón de maneras. Manchester City ha demostrado cómo gastar dinero de la manera correcta a jugadores que se adapten a su estilo. PSG ha demostrado cómo gastar mal el dinero, comprando estrellas casi sin un razonamiento o balance previo. Un gran problema para los “superequipos” es el dominar la liga local de tal manera de que se olvidan cómo defenderse, y no lo logran hacer cuando juegan contra equipos de élite en la Champions League.

¿Considera que se está dando un cambio en la idiosincrasia inglesa con respecto al fútbol? 

Sí, definitivamente. Los entrenadores y jugadores extranjeros han hecho una gran diferencia. Al mismo tiempo, el fútbol inglés básicamente ha resignado su propio estilo. Desde 1990, hemos estado persiguiendo los estilos de otros países.

¿Qué opinión le merece la preponderancia de la táctica en el fútbol actual?, ¿El juego se está sobreanalizando?

Eso conlleva un gran riesgo, por supuesto. Creo yo que el estallido (por lo menos aquí en Inglaterra) de blogs amateurs sobre tácticas es un poco incómodo, especialmente porque en la mayoría de los casos no coinciden con lo que los entrenadores ven. Es claro también que algunos jugadores también se frustran con el exceso de información y con el pedido de siempre pensar de manera táctica. Pero, justamente, eso es parte de la táctica en sí: podemos tener un Eden Hazard que necesita cierta libertad para jugar en su mejor forma, al que un buen entrenador acomoda el resto del equipo a esa característica. Pero después aparece un Neymar que conlleva toda una responsabilidad táctica transformándose así en un problema para el equipo.

¿En el fútbol actual, y a nivel global, percibe alguna posición que le parezca más preponderante con respecto al resto?

La verdad es que no. Creo yo que hoy en día los laterales se han convertido en una pieza muy importante, de una manera de la que no solía ser considerada, pero hay mucha variedad. No se puede decir más que una cosa: el número 10 o el 5 es siempre el más importante.

¿Creé que la implementación del VAR llevará al fútbol a un cambio en el juego y sus tácticas?

Creo yo que hemos podido ver en la Copa del Mundo la manera en que Inglaterra provocaba provocaba faltas de los córners. No estoy seguro qué pasará además de eso, pero ya es un cambio.

Publicado originalmente el 1/10/2018 en Fulbo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *